Presentación del pueblo

pena-el-pardo-garcimolinaEl municipio de Casas de Garcimolina se encuentra a una distancia de 120 kilómetros de la capital de la provincia y a una altitud aproximada de 1153 metros sobre el nivel del mar. Cuenta con una población censada de alrededor de 30 habitantes (aunque en épocas estivales se incrementa alcanzando los 300 habitantes). El término municipal tiene una extensión de 38,6 kilómetros cuadrados y está muy próximo del Rincón de Ademuz. De su patrimonio artístico cabe destacar la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista construida en el siglo XVIII y situada en la plaza del pueblo. De su patrimonio paisajístico podremos encontrar parajes naturales de gran belleza, como la Dehesa Boyal, la Peña el Pardo, El Sabinarejo (donde se conserva una respetable extensión de sabinas centenarias) y Pico de El Talayón (1603 metros). Las fiestas más importantes del pueblo se celebran en junio (San Juan) y las fiestas patronales en honor a San Juan Bautista en agosto. En el primer caso se celebra una cena multitudinaria en la plaza del pueblo, pero sin duda la fiesta más importante se realiza entre el primer y segundo sábado de agosto.

Peña el Verdinal

En una zona próxima a Santerón y de difícil acceso se encuentra la Peña del Verdinal, el paraje natural más bello de la zona sin lugar a dudas.

Es una pequeña y estrecha garganta, donde se recogen las aguas del Prado de Santerón, muy peculiar por estar muy verde la garganta y las repisas de una cornisa de las montañas que forman la garganta, especialmente la de la izquierda, según se sube, que es la que se llama Peña del Verdinal y da nombre al paraje.

Peña el Pardo

pena-el-pardo-garcimolinaLa Peña el Pardo es uno de los sitios emblemáticos de Garcimolina.

Su formación se produjo hace millones de años como consecuencia de la erosión del agua. Se especula con que su formación fue debida a que fue una catarata pero a día de hoy su origen es desconocido.

En su interior existen diversas zonas escalables sin ayuda de utensilios, que habitualmente son escaladas por lugañeros y por turistas.

El Talayón

talayon-garcimolinaCon una altura de 1602 metros sobre del nivel del mar, el Talayón es la cota más elevada de la zona.

Situada sobre la finca de Santerón y en el termino municipal de Algarra, su cima es visitada frecuentemente por aficionados al ciclismo.

Desde su cima se puede gran parte de la comarca.

Tradiciones y costumbres

Como en casi todos los pueblos de la geografía española, Casas de Garcimolina también puede presumir de tener tradiciones y costumbres ancestrales. Las cuales debido a la disminución de la población que sufrió el pueblo años atrás, se han visto modificadas, pasándose a celebrar en fechas en las cuales hay más gente. Podemos citar la fiesta tradicional del día 24 de Junio, San Juan, en la que se celebra el solsticio de verano. En esta población la celebración dura tres días a los que bautizan con el nombre de San Juan, San Juanillo y San Juanete. Durante estos tres días se solían realizar actividades muy diferentes, desde el tradicional baile popular, a la práctica de los juegos autóctonos de la zona: bolos, barra castellana o barrón.

El mismo día 24 se celebra una misa en honor de San Juan y se le saca en procesión por las calles del pueblo. Otra de las fiestas es la Romería de la Ermita de Santerón, que se realiza en los días de la segunda Pascua de Pentecostés. Esta celebración no es exclusiva del pueblo de Garcimolina, sino que la celebran en conjunto todas aquellas poblaciones cuyo término limita con el denominado Rento de Santerón. Cada una de esta poblaciones acude en peregrinación a la Ermita del santo y una vez allí celebran una comida conjunta, pero con una peculiaridad. Cada uno de los pueblos tienen desde antaño un sitio asignado para que celebren el ágape, aunque durante el día y debido a las buenas relaciones entre los vecinos, se invitan entre ellos a probar las viandas que cada uno lleva.

Estas poblaciones son Algarra, Casas de Garcimolina, Salvacañete, El Cubillo y Vallanca (ésta de la provincia de Valencia). Seguido de la romería de Santerón, justo al día siguiente, en Garcimolina se celebra el día de la Caridad en honor a San Miguel. La celebración constaba de tres partes: comenzaba con el traslado de la imagen del santo desde la iglesia del pueblo a la Ermita que lleva su nombre, donde se le cantaban los Gozos a San Miguel. Una vez acabados se trasladaba la imagen al lugar llamado \\\”las Eras de Villar\\\” donde el párroco bendecía; el pan y el vino que se iba a entregar a los asistentes. Una vez entregada la caridad, los participantes continuaban la fiesta en las eras, mientras que la imagen era devuelta a su lugar de origen, la Iglesia del pueblo. Antiguamente eran los matrimonios celebrados durante el año los que pagaban (\\\”paganos\\\”) la caridad. En la actualidad es el Ayuntamiento el que se hace cargo de estos gastos.

Recursos y servicios

La vida económica de la población viene determinada por la practica de actividades típicas de una zona rural como en la que nos encontramos y que son la agricultura y la ganadería. Aunque en la actualidad las personas que viven en el pueblo compaginan estas labores con otro tipo de faenas como podría ser la construcción, la tala de leña, regentar algún negocio de tipo hostelero, etc. En referencia a la agricultura se puede destacar que los habitantes del lugar explotan los dos tipos de cultivo habituales por estas tierras.

  • En primer lugar el cultivo de regadío (huertos con frutales,….) y que son realizados en su mayoría en las tierras adyacentes al pequeño río Algarra.
  • En segundo lugar están los cultivos de secano (cereales en su mayoría) que se realizan en el resto de tierras del término.

Respecto a la ganadería se mantiene algún pequeño rebaño de ovejas, las cuales se alimentan por las pastos que circundan al pueblo. La abundancia de terrenos donde comer el ganado ha provocado que los pequeños ganaderos hayan abandonado la practica ancestral de la Trashumancia y que antiguamente obligaba a trasladar en invierno a los rebaños hacia tierras mas cálidas (Valencia). Aunque en la actualidad la vida del pueblo haya decaído mucho por la marcha de la mayoría de sus habitantes hacia las grandes ciudades (Valencia y Barcelona principalmente) durante los flujos migratorios de los años 60 y 70. Se ha de destacar que en otro tiempo no demasiado lejano (hacia los años 30) y cuando el pueblo contaba con una población de unos 400 habitantes aprox., existía un gran número de artesanos , de servicios, etc. Todo esto denotaba la gran viveza de este pueblo en sus buenas épocas. Entre los moradores de Casas de Garcimolina podían encontrarse casi toda la gama de oficios necesarios para desarrollar las actividades que se realizaban en el terreno donde esta enclavada la población. Como dato anecdótico cabe destacar que estos oficios no solo eran reclamados por las gentes del lugar sino que también venía gente de otros pueblos para utilizarlos. Estos oficios eran tales como barbero, calderero, albañil, cardador, hilandera, carpintero, carretero, esquilador, herrero, leñador, molinero, hornero, sastre, y ,tal vez, algún otro, si bien se da la circunstancia de que algunos de los oficios poseían dos o mas de estos artesanos. Disponía el pueblo, además, de su propia tejería donde fabricar las tejas necesarias para la construcción y de su telar donde tejer las prendas que, por aquel entonces se utilizaban, como refajos, sayas, lienzos para camisas y sabanas, mantas, talegos, etc. Existía además una escuela con su profesor, una mini- central eléctrica (datada en 1920) con su salto y turbina, fabricada por los propios garcimolineros; posada, café y un amplio salón de baile. Hoy en día todo esto ha desaparecido y los únicos servicios que quedan en el pueblo son dos bares donde poder recalar para descansar durante un viaje.

Flora y fauna en Garcimolina

vegetacion-garcimolina(5)Los pinares mas importantes se encuentran en la llamada “Dehesa Boyal” que es co-propiedad con el vecino pueblo de Algarra. Lo administra el Departamento Forestal de la Exma. Diputación de Cuenca quien controla y vigila esta extensa zona de monte. Existe un paraje denominado “El Sabinarejo” en donde se conserva una respetable extensión de sabinas centenarias únicas en todo el termino.

Otras especies menores que podemos encontrarnos son el enebro, la aliaga, el tomillo, la ajedrea, el romero, el espliego, el contueso, la mejorana, etc.

Respecto a la Fauna que actualmente podemos hallar en nuestro municipio hay que algunas especies se encuentran en peligro de extinción, tal es el caso del buitre, el gavilán, el gato montés.

Estos animales conviven con otras especies que prevalecen de una forma mas equilibrada como son el águila, el milano, el jabalí, la liebre, el conejo, la perdiz, la zorra, el cuervo, la paloma, el mochuelo y varias clases de aves mas pequeñas.