Carmen Muñoz poetisa de Garcimolina

Estamos preparando los calendarios de 2022, puedes reservar el tuyo pulsando aquí. 

Carmen Muñoz nació en Casas de Garcimolina el día 20 de enero de 1931, allí vivió una infancia feliz a pesar de la guerra y la pobreza de la época. Carmen estudió lo justo, pues siendo una niña su madre Victoriana enfermó y tuvo que asumir el cuidado ésta. Fue precisamente su madre estando enferma quien le enseñó a leer y escribir.
De bien pequeña ya aprendió a guisar, coser, cortar el pelo a todo aquel que lo necesitaba y a trabajar duramente. A Carmen le encantaba la lectura y muy pronto destacó por los poemas que escribía. Con nueve años un poema suyo ganó un primer premio dotado con 5 pesetas.

Pero pronto su madre falleció.

 

Carmen se casó con Lorenzo Seguí a los 21 años siendo la mujer más feliz del mundo y fruto de ese amor nacieron sus dos hijos Antonio y Victor.

En 1963 toda la familia se traslada a Barcelona donde vive unos años con mucho trabajo pero muy felices.
Cuando Carmen tenía 59 años su marido Lorenzo fallece, esto hace que carmen se vea sumida en tres años de dura depresión, pero su afición por la escritura fue la mejor de las medicinas y le hizo volver a ser feliz.
Aficionada a las tertulias de poesía ha publicado tres libros, ‘Poesía de un corazón roto’ ‘Poesía de un amor profundo’ y  ‘Una antología de mi voz en poesía’

También ha participado en numerosas revistas del Centro de San Andrés y en La Voz de Sinarcas, en antologías de Constancia y la Lira, en 12 libros de l’Hospitalet y en otros 12 de Les Planes de Vallvidrera. Ha escrito dos obras de teatro participando ella misma con la directora Esther Girona. Ha recibido cuatro homenajes y aunque reconoce que su vida no ha sido de color de rosa sigue en pie y escribiendo con 91 años.


Desde la Asociación de Mujeres El Sabinarejo, queremos reconocer la labor de Carmen, por llevar con orgullo el nombre de Garcimolina, por dedicar varios poemas a nuestro pueblo y por ser un ejemplo de lucha y superación, pues tiene mucho valor lo que ella consiguió en la España de la postguerra donde una tercera parte de la población era analfabeta y bastante tenían con sobrevivir a la pobreza.

Escuchar el poema del Olmo con la colaboración de David Armenteros.

Escuchar poema dedicado a Garcimolina con la colaboración de David Armenteros.

Gracias a la colaboración de Víctor Seguí, Antoni Seguí  y David Armenteros por su colaboración para la elaboración de este artículo.

Anabel Blas