Garcimolina, recuerdos

Mi pueblo es pequeño, está situado por el Este dormido sobre paisajes verdes. En otoño
árboles amarillos con hojas caídas y que indican el invierno, horizontes lejanos que
todos tienen caminos.

También lo surca un río con su preciosa huerta, con sus cerezos
blancos y zarzales con nidos, atardeceres rojos, donde las nubes apuntan paisajes
preciosos, cuando las aves regresan y las ovejas balan al encontrar a sus hijos.

Herreros con el yunque que despertaban el silencio de la noche y por la mañana te quitaban el
sueño. De niño había en el colegio una estantería con más de doce libros, entre ellos uno
de poemas que aún tengo en mis recuerdos.

Primero, por entre unas matas seguida de perros no diré corría, volaba un conejo, etc.

Segundo, moza tan hermosa no vi en la frontera como una vaquera de la Hinojosa.

Tercero, cuentan de un sabio que un día tan pobre y misero estaba que sólo se
sustentaba de las hierbas que comía.

MI PUEBLO ES PEQUEÑO

Pero mi pueblo es todo. Recuerdos en la memoria de tiempos lejanos, cuando todo era
grande con mis ojos de niño, los primeros deseos y pecado escondido.

Mi familia, mi gato,el jugar con los niños, y los primeros recuerdos nostálgicos que nunca olvidarán tus sueños. El sabor, el olor de cocinar de la madre que quedan eternos. Pero sigo pensando que no soy forastero, que recuerdan mi nombre y mis apellidos, que comparten mi abrazo y se llaman amigos.

Juan Seguí Montesinos

Todo el pueblo Caridad Eras del Villar años 60

 

 

 

error: El contenido está protegido