Las trincheras de La Moracha en Casas de Garcimolina

Estamos preparando los calendarios de 2022, puedes reservar el tuyo pulsando aquí. 

Aunque se construyeron durante la Guerra Civil (1936-1939) nunca fueron utilizadas en la contienda.

Miles de piedras se amontonan a lo largo de toda la Solana Moracha recordándonos un periodo muy triste de nuestra historia. Decenas de milicianos trabajaron en su construcción con la ayuda de caballerías y los pocos medios de la época. En poco tiempo tuvieron que construirse gran número de fortificaciones, es por ello que los milicianos acudían a los pueblos y requisaban las caballerías a sus habitantes, una vez finalizada la obra, si el animal sobrevivía los dueños podían ir a recuperarlo.

Al estar construidas en piedra su estado de conservación es bastante óptimo, se aprecian perfectamente muchos puestos de tiro, así como varios nidos de ametralladora. Y desde lo más alto se pueden ver unas vistas fabulosas de Moya y Garcimolina.